Alza de precios pone en jaque a las empresas constructoras

Alza de precios pone en jaque a las empresas constructoras

La escasez de dólares pone en jaque a las empresas constructoras en Chuquisaca que, ante la elevación de los precios de los materiales, deben asumir costos y hasta trabajar a pérdida.

CORREO DEL SUR conversó con representantes de la Federación Sindical de Trabajadores en Construcción de Chuquisaca (Fstcch) y la Cámara Departamental de la Construcción de Chuquisaca (Cadeco), que expusieron desde su perspectiva las dificultades que están enfrentando por el encarecimiento de los insumos.

“Nos preocupa el alza del material, empezando por el fierro, la teja; en algunos lugares ya ha subido el cemento, el yeso, la piedra, la arena, la grava”, dijo Ángel Serrudo, miembro de la Fstcch y secretario de Conflictos de la Confederación Nacional de Trabajadores de Construcción de Bolivia.

El precio del cemento importado de Perú se incrementó de Bs 28 a Bs 30 la bolsa de 25 kilos en La Paz, un mercado donde compiten cementeras nacionales, peruanas y hasta de Chile, según Serrudo.

El fierro brasileño sigue con un precio elevado de Bs 7.800 la tonelada, pero lo más llamativo es que el producto nacional ahora también está en ese nivel.

“El nacional acaba de subir hace un mes exageradamente de Bs 6.400 a Bs 7.800 tanto de media, de 1 cuarto y de 3 octavos la tonelada”, remarcó.

Similar comportamiento tuvo la calamina nacional, pues la hoja de 2 metros, que costaba Bs 60, ahora está en Bs 70.

En cuanto a los áridos y agregados, estos también sufrieron alzas, aunque esperadas para esta época.

“Cuando llovía, los agregados estaban a Bs 100 el metro cúbico, ahora se venden entre Bs 110 y Bs 120. Como el río de Ñucchu ya no es grande, ni piedra ya se encuentra porque ya no llueve, tienen que excavar desde abajo con retroexcavadoras y eso también ha hecho subir su precio”, remarcó Serrudo.

El ladrillo local sufrió un alza de entre 10 y 20 centavos por unidad, es decir, pasó de costar Bs 1,10 a Bs 1,20 o Bs 1,30.

Con respecto al ladrillo que llega desde La Paz, Serrudo recuerda que hace tres años para traer 10.000 ladrillos se debía pagar de Bs 2.800 a Bs 3.000 por el transporte; ahora, cobran Bs 6.000 bolivianos.

La cerámica está entre 42 y 48 bolivianos el metro cuadrado, antes oscilaba entre 35 y 38 bolivianos.

CRISIS DE DIVISAS

Bolivia sufre desde principios de 2023 falta de liquidez de divisas y registra una disminución de las Reservas Internacionales Netas (RIN), que en 2014 llegaron a los $us 15.122 millones y al primer cuatrimestre de este año alcanzaron a $us 1.796 millones.

Esta situación mantiene en vilo a sectores clave de la economía nacional, con impactos directos en el abastecimiento de productos importados, medicamentos y combustibles.

INMINENTE CIERRE

La Cadeco Chuquisaca alertó que las pérdidas que están registrando se traducirán en el cierre de empresas, lo cual se podrá conocer tras la presentación de los balances auditados de este primer semestre.

Empresas resignadas a asumir costos

La escasez de dólares repercutió en los materiales de construcción que, en algunos casos, llegó a duplicar su precio, lo cual encareció el costo final de las obras y puso en jaque a las empresas constructoras.

“Lamentablemente la escasez del dólar está afectando en gran medida a las empresas de la construcción. Esto en virtud a que muchos materiales son importados y estos han tenido un aumento exagerado en su precio, al extremo de que algunos ítems o insumos importados han duplicado su precio”, afirmó el presidente de la Cadeco, Samuel Torres, en una entrevista con CORREO DEL SUR.

En el caso de los contratos de obras públicas, la normativa nacional no permite el reajuste de precios, explicó el representante de la Cadeco. 

“Eso está afectando obviamente al presupuesto final porque no podemos modificar el presupuesto hasta que el contrato termine, a menos que hagamos un incremento en paralelo con una ley o un decreto, lo cual no va a ocurrir”, remarcó Torres.

Mencionó que entre los materiales que más incremento sufrieron están los elementos de unión y puntos Water Stop, partes de ascensor, tuberías de fierro fundido y otros accesorios como llaves de paso, aspersores y codos de unión que se usan bastante en sistemas de riego.

“Las pocas empresas que importan esos materiales nos han dicho que desafortunadamente tenemos que pasarles nuevos precios porque es casi imposible importar esos materiales debido a la escasez de dólares”, agregó.

Via: Correo del Sur

Más artículos