Argentinos cruzan las fronteras para llevar insumos bolivianos

Argentinos cruzan las fronteras para llevar insumos bolivianos

Desde las ciudades fronterizas de Bermejo y Yacuiba, en Bolivia, se advierte un cambio en la dinámica comercial con Argentina. El encarecimiento de los productos en el vecino país ha revertido la situación del contrabando, ya que ahora son los ciudadanos argentinos quienes cruzan las fronteras en busca de mercadería más accesible en territorio boliviano.

Este importante flujo comercial se ha dado desde la asunción de Javier Milei como presidente de Argentina. Antes de su mandato, los productos argentinos que ingresaban por contrabando inundaban los mercados en el país, pero ahora se observa una reversión significativa en esta tendencia.

Esta transformación en el patrón de consumo ha resaltado la capacidad de adaptación del comercio local en la región. Anteriormente, eran los residentes de Bermejo y Yacuiba quienes cruzaban la frontera para internar productos en Argentina. Sin embargo, en la actualidad, la producción boliviana es llevada hacia el lado argentino.

En Bermejo

Según información proporcionada por el asambleísta departamental por Bermejo, Rubén Reyes, los ciudadanos argentinos llegan hasta Bermejo para abastecerse de una variedad de productos, desde llantas de vehículos hasta ropa e incluso artefactos electrónicos. Lo más destacado es el cambio en la cesta básica de compras, alimentos como arroz, fideo, azúcar y papel higiénico, que antes no solían llevar, ahora son parte de sus adquisiciones habituales en territorio boliviano.

Transporte Los productos bolivianos internados hacia Argentina son llevados por los gomones en Bermejo y bagayeros en Yacuiba

Reyes refirió que el cambio en la dinámica comercial no solo refleja la situación económica en Argentina, sino también la capacidad de respuesta del comercio en la región fronteriza boliviana. Enfatizó que este panorama de constante evolución, se debe observar cómo estas tendencias continúan desarrollándose a futuro y qué implicaciones pueden tener para ambas economías fronterizas.

El exejecutivo de la Federación de Gremiales de Bermejo, Freddy Rueda, confirmó que ha habido una mejora en el comercio, ratificó que productos que antes eran internados desde Argentina, ahora son llevados desde Bolivia, tal es el caso del arroz y las gaseosas Cascada y Simba, además de condimentos, que se encuentran más baratos en territorio nacional.

Rueda manifestó que la mejora en el comercio, obedece a una especie de estabilización de la moneda argentina, explicó que con anterioridad los 1.000 pesos argentinos tenían un cambio equivalente a 7,5 bolivianos, sin embargo, ahora valen 8 bolivianos.

El dirigente gremial enfatizó que si bien ha existido un repunte comercial, tampoco es que haya sido significante, sino que a comparación de lo que sucedía hace un par de meses atrás, sí se evidencia una mejora.

“En las galerías está silencio, donde sí hay ventas es en las chalanas en la zona 23 de marzo, donde están establecidos los mayoristas”, detalló.

¿Qué tal por Yacuiba?

Por sus condiciones de ciudad fronteriza, Yacuiba vive un escenario muy parecido, así lo confirma el exdirigente bagayero de San José de Pocitos, Juan Carlos Llanque, quien explica que ahora se lleva arroz, papel higiénico y algunas bebidas gaseosas. Enfatizó que hasta hace un mes atrás hasta el azúcar de Bolivia se llevaba hacia el vecino país, pero las medidas económicas adoptadas en Argentina, han hecho que nuevamente este producto sea internado desde argentina.

Otro aspecto similar, es el comercio de las gomas para vehículos, los cuales se llevan desde Bolivia hacia Argentina.

“En el caso de algunos abarrotes como el aceite, aún siguen internándose desde Argentina. Los precios se encuentran estables, ya no está como a finales del 2023, cuando un día estaban a un precio y al día siguiente cambiaban, justamente por la devaluación que había, pero ahora están estables”, apuntó.

“Parece que se ha estabilizado un poco en Argentina, y como Bolivia no tiene mucha producción para garantizar el consumo interno porque no tenemos grandes empresas, hace que lo que sale de nuestro país sea en cantidades pequeñas, si lo comparamos con lo que antes entraba desde Argentina”, expuso.

Tanto Rueda como Llanque coincidieron al afirmar que la divisa americana también se ha estabilizado, aunque no con el precio oficial que establece el Banco Central de Bolivia (BCB), sino que el tipo de cambio varía entre los 8 a 8,5 bolivianos por unidad de dólar, lo que de cierto modo también ha permitido garantizar el flujo comercial en estas regiones.

Vía: EL PAÍS

Más artículos