Bolivia estima USD 500 millones adicionales en ventas con liberación de exportaciones

Los campesinos no descartan cercar la ALP por los créditos

La liberación de exportaciones de torta de soya, harina integral de soya, aceite crudo de soya y el aceite refinado de soya, y arroz y sorgo generarán al menos USD 500 millones adicionales de ventas, de acuerdo con los cálculos expuestos por el ministro de Economía y Finanzas Públicas, Marcelo Montenegro.

“Consideramos que con estos incentivos vamos a tener un incremento importante. Las exportaciones agropecuarias son más o menos de 2.000 millones de dólares, entonces, entendemos que va a estar en ese orden, 2.300 (o) 2.500 millones de dólares”, proyectó la autoridad boliviana.

De acuerdo con datos del Ministerio de Desarrollo Productivo y Economía Plural, el año 2023 la industria manufacturera exportó más de USD 5.556 millones, de los cuales más de USD 1.757 millones fueron producto del envío al extranjero de subproductos de soya, incluyendo el grano de soya y sorgo, que representan el 32% de lo movilizado fuera de Bolivia.

La liberación de exportaciones con agilización de trámites es el primero de los 10 puntos acordados entre el Gobierno de Bolivia y el empresariado de aquel país en un acuerdo económico, productivo y empresarial para normalizar la dotación de dólares en el mercado interno de aquella nación.

Para dar cumplimiento a este punto, el ministro de Desarrollo Productivo y Economía Plural, Néstor Huanca, entregó el martes 20 de febrero un total de 34 Certificados de Abastecimiento Interno a Precio Justo (CIPJ’s) a las industrias oleaginosas del país.

El Gobierno de Bolivia también espera que la industria oleaginosa incremente su producción, para generar mayor valor agregado en los productos de soya y mejorar las exportaciones en la perspectiva de retorno de más divisas al país.

“A partir de estas medidas, las exportaciones pueden multiplicarse en función de mejorar la productividad por hectárea en soya, maíz y en varios de los productos agropecuarios2, consideró el ministro Montenegro.

“La torta de soya puede tener un determinado precio en el mercado internacional, pero haciendo un tratamiento industrial, sacarle líquidos, puede ser una proteína mucho más valorada y costar 2.500 dólares la tonelada”, ejemplificó la autoridad

Más artículos