Brecha laboral y salarial entre hombres y mujeres se da más en el sector financiero

Brecha laboral y salarial entre hombres y mujeres se da más en el sector financiero

La ministra de Trabajo, Verónica Navia, informó que en la sociedad boliviana aún existe la brecha salarial y laboral entre hombre y mujeres, principalmente en el sector financiero donde es más notorio.

No obstante, sostuvo que paulatinamente se elimina la brecha salarial y las mujeres reciben el mismo salario por el trabajo que realizan.

“La brecha laboral se da en todos los sectores, pero llama mucho la atención el sector financiero, es el que más brilla por brecha salarial incluso por brecha laboral”, manifestó la autoridad.

Consideró que aún no existen bastante mujeres formadas en esos temas, por lo que aseguró que se tienen que formar en esas áreas y aumentar las capacidades y que también se les dé las oportunidades para demostrarlo. 

Afirmó que aún existen espacios laborales que todavía no son ocupados por mujeres, como cargos ejecutivos, dirigenciales o de mayor decisión en cualquier esfera y que todavía son administrados por varones.

Navia manifestó que cada día las mujeres demuestran tener mejores capacidades para asumir cualquier cargo de jerarquía.

Lamentó que aún se mantiene un patriarcado en la sociedad que relega a las mujeres en el tema laboral y salarial.

Tolerancia

El Ministerio de Trabajo dispuso tolerancia de media jornada laboral este viernes para las mujeres que prestan servicios en el sector público y privado, en conmemoración del Día Internacional de la Mujer.

“Se trata de un merecido homenaje a la lucha por las reivindicaciones sociales, económicas y políticas de las mujeres trabajadoras de todas las naciones del mundo”, dijo el director General de Trabajo, Yecid Mollinedo.

El día Internacional de la Mujer se conmemora en homenaje a las 129 trabajadoras que murieron en un incendio en la fábrica Cotton, en Nueva York, el 8 de marzo de 1908. Ellas se declararon en huelga al interior de la factoría en demanda de una jornada laboral de 10 horas y un salario similar al de los hombres.

Las puertas de la fábrica fueron cerradas por órdenes del dueño de la empresa, de manera que las obreras no pudieron salir del lugar donde se inició el siniestro.

Via: La Razón

Más artículos