Cae el comandante de los “Chachapumas” e involucran a 29 efectivos de elite del Ejército en el asalto militar del 26 de junio

Cae el comandante de los “Chachapumas” e involucran a 29 efectivos de elite del Ejército en el asalto militar del 26 de junio

“Chachapumas” o “F-10” con cualquiera de los dos nombres son conocidos los efectivos de este grupo de élite del Ejército de Bolivia y su comandante, el teniente coronel Vladimir L.S. fue aprehendido la tarde de este lunes en Cochabamba, cuando intentaba llevarse el cuaderno de novedades de su unidad, en el que se registró el movimiento de esas tropas.

“Sin que exista razón aparente, (Vladimir L.S.) estaba abandonando las dependencias de las instalaciones de Cotapachi. Llevaba diversidad de documentación, entre ellas el libro de novedades de esta unidad especial que, obviamente, tiene que contener registradas todas las acciones que ha tenido este grupo para su desplazamiento a la ciudad de La Paz”, informó el viceministro de Régimen Interior, Jhonny Aguilera.

El pasado 26 de junio el general Juan José Zúñiga comandó una revuelta militar en La Paz y tomó la plaza Murillo. Después de varias horas, fue depuesto y acusado de intentar un “golpe de estado”. Actualmente el general Zúñiga está detenido en la cárcel de El Abra, en Cochabamba.

El viceministro Aguilera detalló que el oficial al mando de los “Chachapumas” designó a 19 oficiales de esa unidad para ser trasladados a La Paz, y seis de ellos viajaron en el avión EB-001, que es de propiedad del Ejército; se esperaba otros dos viajes del avión para completar el viaje de los 19 oficiales.

“Lo que constituye el núcleo central del terrorismo y de alzamiento armado; digo terrorismo, porque los miembros que están trabajando bajo las órdenes del señor teniente coronel (Vladimir) L. han ido armados con armas de grueso calibre y de alta precisión; se citan fusiles de francotirador, fusiles SG-4 e inclusive pistolas”, declaró Aguilera, en conferencia de prensa.

Asimismo, dijo que hay otra decena de oficiales que presuntamente llegaron a La Paz como parte de una supuesta ‘nueva arma’ dentro el Ejército, que es Inteligencia; esos oficiales ya estaban en La Paz el 26 de junio.

Ese día, en horas de la mañana, Zúñiga asistió a un acto en el Estado Mayor, donde impuso grados a los oficiales que decidieron sumarse al “arma de inteligencia”, que había creado recientemente. Por tanto, esos efectivos estaban en La Paz y la Policía cree que participaron en la revuelta en la plaza Murillo.

Via: El Deber

Más artículos