Comunarios en La Paz y Oruro denuncian minería ilegal y amedrentamientos

Comunarios en La Paz y Oruro denuncian minería ilegal y amedrentamientos

Los comunarios de la jurisdicción indígena Zongo, en La Paz, y de Totoral Chico, Oruro, se apersonaron a la sede de Gobierno para denunciar maltratos y agresiones de parte de empresas mineras ilegales y la contaminación que provocan a sus aguas.

Este martes, los pobladores de Cahua Grande y Cahua Chico, en Zongo,  denunciaron ser víctimas de persecución judicial por parte de mineros, puesto que tres autoridades comunarias son investigadas, luego de manifestarse contra la minería ilegal.

“Esas cooperativas no cuentan con un área de trabajo, ni licencia ambiental”, aseveró Eusebia Zambrana, autoridad de Zongo, quien acusó al empresario minero José Bellota, junto al juez Román Quisbert y del fiscal Israel Zapana, de “perseguir” a autoridades indígenas y jueces naturales que están en contra de la actividad minera.

Según Zambrana, se presentaron las denuncias a todas las instancias, pero mencionó que no hay respuesta alguna.

Por otro lado, los comunarios de Totoral Chico, del ayllu Acre Antequera, en Oruro, denunciaron que fueron agredidos y amenazados por parte del Sindicato Avicaya y por la empresa minera Salvada Sociedad Colectiva.

Los pobladores mencionaron que el trabajo de dichos mineros es ilegal y lamentaron la contaminación que ocasionan a las aguas y a su ganado.

“Han formado paralelos, entra a nuestras organizaciones para hacernos pelear, ese es el modus operandi”, dijo uno de los dirigentes.

La Coordinadora Nacional de Defensa de Territorios Indígenas Originarios Campesinos y Áreas Protegidas (Contiocap) y la Asociación de Pueblos Indígenas Originario Campesinos Qhana Pukara Kurmi pidió a la Defensoría del Pueblo nacional y departamental tomar acciones urgentes para garantizar la integridad de la comunidad Totoral Chico.

Asimismo, llamó a la ONU, la Relatoría para el Derecho al Medio Ambiente Sano, la Relatoría de Derechos de Pueblos Indígenas de la CIDH y otras instancias para “tomar conciencia” de la vulneración a los derechos de los pueblos afectados.

Vía: URGENTEBO

Más artículos