Congreso del MAS fragmenta a 5 organizaciones sociales de Tarija

Congreso del MAS fragmenta a 5 organizaciones sociales de Tarija

El congreso nacional del Movimiento al Socialismo (MAS), convocado para el 3, 4 y 5 de octubre en Lauca Ñ del departamento de Cochabamba, ha fragmentado a unas cinco organizaciones sociales en Tarija: Campesinos, Bartolinas, Juanas Azurduy, Interculturales y Juventudes del MAS. La facción “arcista” determinó no asistir a este encuentro por considerarlo ilegal, mientras que los “evistas” revalidan dicho evento y alistan sus delegaciones para ser parte de esa concentración, donde se ratificará a Evo Morales Ayma como jefe nacional del partido y como candidato presidencial para las elecciones generales del 2025.

Durante estas últimas semanas han sido varios los sectores del Pacto de Unidad que expresaron sus opiniones divididas en torno al congreso en Lauca Ñ. Inicialmente fue la Federación de Mujeres Campesinas Bartolina Sisa de Tarija, liderada por Julia Ramos, la que puso en duda su participación en Cochabamba.

En la oportunidad, Ramos cuestionó que la dirigencia nacional del MAS esté coartando la participación de las organizaciones sociales en este evento, disminuyendo considerablemente el número de personas habilitadas.

Asimismo, arremetió en contra de los directivos de ese partido por considerarse “dueños”, esto con referencia a Carlos Acosta y Evo Morales, a quienes sindicó de pretender buscar apoderarse del instrumento político. Empero, les hizo recuerdo que han sido las organizaciones sociales las que fortalecieron a este partido político.

En esa misma línea, el dirigente campesino, Crescencio Gutiérrez, incluso planteó revertir la convocatoria al congreso nacional del MAS y que se convoque a un nuevo congreso, en donde sí puedan participar las organizaciones sociales.

Otro de los sectores que se ha desmarcado del congreso en Lauca Ñ, ha sido la dirección de Juventudes del MAS. Su representante, Harold Torres, en conferencia de prensa también cuestionó duramente a Morales, por su accionar, calificado de arbitrario, sin considerar a las organizaciones sociales.

La respuesta de Acosta

Frente a estos primeros cuestionamientos, ha sido el cuestionado dirigente del MAS Tarija, Carlos Acosta, quien ha salido a la palestra a defender la realización el congreso en Lauca Ñ, validando el evento, con el argumento de que en Tarija ya se han definido las acreditaciones de los delegados. Afirmó que el 51% son mujeres y el 49% son varones.

Acosta echó a segundo plano los pronunciamientos de representantes de organizaciones sociales que negaron su asistencia al congreso. Contrariamente, manifestó que las 11 direcciones regionales del MAS y las organizaciones sociales, expresaron su respaldo a Evo Morales, para que pueda continuar una gestión más.

Tensión Las acusaciones vertidas por el dirigente del MAS, Carlos Acosta, han subido la tensión en la filas del partido azul

A su estilo, Acosta arremetió contra los diputados José Huanca y Viviana Aparicio, que cuestionaron la reducción de delegados de organizaciones sociales al congreso. Enfatizó que para este evento, los Interculturales, Confederación de Campesinos y Bartolinas Sisa, van a tener más de 200 delegados en ese congreso.

Aseguró que en el caso de Tarija, se contará con la participación de la mayoría de los ejecutivos de las mencionadas organizaciones, aunque serán los que forman parte del ala “evista”.

Sube la tensión

La dirigente de la Agrupación las Juanas, Marcela Janco, cuestionó a Acosta por denigrar a los diputados nacionales del MAS, y lo sindicó de “discriminador” contra los sectores sociales de base del instrumento político.

Janco retó a Acosta a hacer pública la lista de las personas acreditadas para asistir al congreso en Lauca Ñ, y así poner en evidencia quiénes son los que asisten y si tienen representación alguna de los sectores sociales. Enfatizó que como agrupación Juana Azurduy no van a participar del evento nacional del MAS.

Campesinos de Tarija, más divididos que nunca

El dirigente campesino de San Lorenzo, José Luis Viluyo, reconoció que el sector campesino de Tarija se encuentra “más dividido que nunca”, argumentó que esto obedece a la intromisión política en la CSUTCB, FSUCCT, y que ahora la situación ha empeorado con la realización del congreso del MAS en Lauca Ñ, ya que existen facciones del movimiento campesino que respaldan a Evo Morales y otras a Luis Arce.

Vía: EL PAÍS

Más artículos