Del Castillo revela que la Policía hubiera disparado si Arce era detenido por Zúñiga en Palacio Quemado

Del Castillo revela que la Policía hubiera disparado si Arce era detenido por Zúñiga en Palacio Quemado

La tarde del 26 de junio, al interior de Palacio Quemado, se encontraban diferentes fuerzas especiales de la Policía que se encontraban listas para actuar si es que el presidente Luis Arce iba a ser detenido por el excomandante del Ejército, general Juan José Zúñiga, reveló este miércoles el ministro de Gobierno, Eduardo del Castillo.

En medio del despliegue militar en todos los accesos de la plaza Murillo, en La Paz, en diferentes lugares del hall de Palacio de Gobierno, como detrás de los pilares, el primer piso y otros ambientes se encontraban los efectivos policiales y francotiradores listos para intervenir.  

Entre los uniformados se encontraban los pertenecientes al Grupo Especial de Acción y Reacción (GEAR), Grupo de Reacción Inmediata (GRI), de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (FELCN), y de Inteligencia.

“Si en ese momento (Juan José) Zúñiga se animaba a detener al presidente de los bolivianos, este grupo (de la Policía) iba a reaccionar, es más, mi persona cuando se anoticiaba y estaba camino hacia la plaza Murillo, la Policía boliviana me dice que estaba con todo listo para defender la democracia”, informó Del Castillo.

En el pasillo de ingreso conecta Palacio Quemado con la Casa Grande del Pueblo, se encontraba incluso una ametralladora con un trípode que apuntaba a la puerta principal donde estaban los militares, añadió la autoridad.  

“Si en ese momento, el presidente (Luis Arce), mi persona o el Comandante General de la Policía Boliviana hubiese tenido la osadía de arrestar o aprender en flagrancia el señor (Juan José) Zúñiga y a los tres generales, probablemente hubiese existido un cruce de fuego entre el personal de la policía y personal de la Casa Militar que se encontraba en su interior y los militares que están ingresando poco a poco”, explicó De Castillo.

Incluso dijo que si se hubiera desplegado a la Policía hacia los edificios que se encontraban alrededor de Plaza Murillo hubiera habido un enfrentamiento “mucho más sangriento” a lo ocurrió durante 2003.

Sin embargo, tras la conversación que tuvo Arce con Zúñiga y luego este último se retira junto con el grupo de la Policía Militar, toda la acción policial que se hubiera desatado no se concretó tras el cierre de las puertas de Palacio Quemado.

Según Del Castillo, el presunto intento de golpe de Estado fue incluso rechazado por autoridades subancionales de otros departamentos y de otros países.

En las últimas horas y tras una audiencia de medidas cautelares, el excomandante del grupo de élite de las Fuerzas Armadas, Vladimir L. S., fue enviado con detención preventiva de 6 meses de reclusión. //agc

Via: ERBOL

Más artículos