Deportistas bolivianos requieren un apoyo real para lograr éxitos

Deportistas bolivianos requieren un apoyo real para lograr éxitos

Uno de los problemas más grandes que impide el desarrollo del deporte nacional es la falta de políticas que puedan brindar un apoyo real y sistemático a los atletas, para que ellos puedan enfocarse sólo en su preparación y alcanzar los resultados esperados. 

El presidente de la Federación Atlética de Bolivia (FAB), Marco Luque, señaló que el deporte es una profesión y “si alguien que se dedica profesionalmente a la actividad física tiene el derecho de tener una casa, un auto, poder mantener a su familia, contar con sus ahorros y eso no lo vamos a lograr dándole 15 mil bolivianos de incentivo dos veces al año”. 

Luque citó al tenista Hugo Dellien, quien aseguró que “el apoyo a un atleta no debe llegar cuando ya consiguió un logro, sino se lo debe apoyar para que lo consiga”. 

Para Luque, se requiere un “programa de becas sistemático, que haga que los atletas de cierto nivel tengan un ingreso permanente, no de seis meses, sino por años, por ciclos olímpicos, que permitan su verdadero desarrollo”. 

Luque recordó que, por ejemplo, Los Tunkas en el periodo de 2012-2016, rumbo a los Juegos Olímpicos de Río, dieron como resultado la clasificación de al menos seis deportistas con marca mínima, debido a que este “era muy diferente al de hoy.

Esas becas entregaban un apoyo sostenido durante los 365 días del año y durante los cuatro años del ciclo olímpico”. 

Con ese programa, el “atleta en enero podía planificar todos los eventos en los que competiría, con quien iba y cuánto dinero necesitaba. El deportista podía decir ‘este año tengo cinco campeonatos internacionales, voy a ir con mi entrenador, con mi equipo’. Además que tenía todo un equipo multidisciplinario acompañándolos, pero hoy en día Los Tunkas es solamente por seis meses con una ayuda de más o menos 500 dólares, y eso es todo”. 

Después de Río 2016, no volvió a existir un proyecto de ayuda sistemática a los deportistas similar a la primera versión de los Tunkas. Para empeorar la situación, desde el año 2014, el Gobierno nacional cortó la relación con las federaciones y, con ello, la asistencia económica para el desarrollo de las disciplinas. 

Un deportista de alto rendimiento no sólo requiere de un sueldo que pueda brindarle la posibilidad de mantenerse y construir su vida personal, sino también un equipo de profesionales de ciencias aplicadas al deporte como psicólogos, fisioterapeutas, nutricionistas que acompañen su preparación. 

Y además debe contar un entrenador que reciba un salario, como todo trabajador. 

“El entrenador también debe percibir un sueldo, porque por ejemplo detrás de un Héctor Garibay hay alguien que está planificando, no se debe creer que sólo es correr, sino que existe un plan de trabajo, como cuántos kilómetros se recorre a la semana, cuándo se descansa, qué se come y un montón de detalles que hacen el entrenamiento”, desglosó Luque. 

Es por este motivo que se requiere de un “programa sistemático de fomento, con asistencia logística y financiera, que permita pagar los viajes, los fisioterapeutas, psicólogos y todo lo  que sea necesario para esperar medallas. Si no llegamos a ese paso, entonces los buenos resultados como los de Garibay, seguirán siendo casuales”, dijo Luque.

No quieren presión sobre Garibay

El presidente de la Federación Atlética de Bolivia (FAB), Marco Luque, explicó que el maratonista Héctor Garibay compitió en Buenos Aires y México sin la presión de tener que lograr buenos resultados, algo que cambiará en los Juegos Olímpicos de París 2024 y que quieren evitar lo más posible. 

“En París tendrá la presión que no tenía antes. Sí, existe la ilusión de que pueda conseguir una presea, pero no debemos empezar a hablar de la medalla de oro. Aún hay mucho camino por recorrer para llegar a esa conquista, no queremos generar presión sobre el atleta”, dijo. 

Además señaló que existen muchos factores (clima, terreno, etc.) que pueden incidir en un buen resultado.

Piden a Oruro no cerrar el apoyo

La Gobernación de Oruro es parte integral de los logros obtenidos no sólo por Héctor Garibay, sino por otros atletas como Vidal Basco y David Ninavia, ya que gracias a su programa de apoyo garantizó los recursos que permitieron planificar la participación internacional a los fondistas. Sin embargo, estaría proyectando cerrarlo en 2024. 

“Una reflexión a la Gobernación de Oruro, que está a punto de cerrar este apoyo, ya que en diciembre del próximo año se suspende el programa. No lo hagan, sería un gravísimo error. Oruro hoy es conocido en el mundo gracias a Garibay y gracias a estos atletas que han tenido éxito, no cometan el error de suspender algo que sí está dando resultados”, indicó Marco Luque.

Vía: LOS TIEMPOS

Más artículos