Identifican a siete clanes familiares y mafias foráneas tras el narcotráfico

Identifican a siete clanes familiares y mafias foráneas tras el narcotráfico

Tras el escándalo del envío de cocaína a España desde el aeropuerto de Viru Viru, el Gobierno ratificó su lucha frontal contra el narcotráfico y negó la existencia de ‘peces gordos’ que mueven este negocio ilícito. Por el contrario, el vocero presidencial, Jorge Richter, cuestionó a los políticos que manejan el término con “ligereza”. Sin embargo, el exministro de Gobierno Carlos Romero corrigió al portavoz gubernamental y aseguró que desde los años 80 en el país operan al menos siete clanes familiares con ‘peces gordos’ vinculados con mafias internacionales.

En Bolivia existen clanes familiares vinculados a clanes extranjeros, también hay clanes familiares con ‘peces gordos’ que coordinan con ‘peces gordos’ de clanes internacionales. ¿Por qué son clanes familiares? Porque han superado a sus abuelos, pasando por sus hijos y ahora son los nietos”, explicó Romero cuestionando las declaraciones de  Richter, quien puso en duda la existencia de ‘peces gordos’ del narcotráfico en el país.

Romero, quien se desempeñó durante siete años como ministro de Gobierno, dijo que los actuales clanes de narcos en el país son los Lima Lobo, con sus distintas ramificaciones políticas; los Candia, los Castedo, los Dorado, los Guzmán, los Araoz y los Sandoval.

Hay clanes familiares poderosos vinculados con mafias extranjeras y los dirigentes de esos clanes son peces gordos”, apuntó.

En 2022, el clan familiar de los Lima Lobo volvió a tomar relevancia luego de que el yerno del narco boliviano Jesús Einar Lima Lobo Dorado, Misael Nallar, fuera implicado en el asesinato de tres policías en Porongo.

El entonces comandante general de la Policía y ahora viceministro de Régimen Interior, Jhonny Aguilera, confirmó el vínculo de Nallar con los Lima Lobo. Sin embargo, cuando fue consultado sobre la relación de Nallar con el narcotráfico, contestó que la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn) no encontró antecedentes. Un año más tarde, la Fiscalía de Sustancias Controladas de Beni acusó a Nallar por narcotráfico y pidió 25 años de cárcel.

Un informe de la Felcn de 1992, publicado por EL DEBER, revela la relación del cártel de Cali y de Medellín con la familia Lima Lobo, de origen beniano. El emisario del cártel de Cali Célimo Andrade Quintero tuvo una relación con la actual alcaldesa de San Joaquín, Carmen Eris Lima Lobo, con quien tuvo un hijo de nombre Fabio Adhemar Andrade Lima Lobo, quien en 2017 fue capturado en Brasil con 480 kilogramos de cocaína, junto a Carlos Andrés Áñez Dorado.

Según un informe de la DEA, Adhemar Lima Lobo Rivarola, abuelo de Fabio, involucró en el negocio del narcotráfico a toda su familia: padres, hermanos, hijas, hijos, primos, tíos y a su círculo de amistades más cercano.

De acuerdo a fuentes reservadas, en Beni persisten clanes familiares vinculados a los ocho narcoarrepentidos que en 1991, en el gobierno de Jaime Paz Zamora, se acogieron al programa gubernamental de acogida anunciado un día después de que la embajada de Estados Unidos pidiera formalmente la extradición de 14 presuntos narcotraficantes, considerados por DEA como peligrosos.

Sobre los otros clanes mencionados por Romero no existen registros o más revelaciones.

Desde el bloque ‘evista’, insisten que existe protección al narcotráfico desde el Gobierno y como ejemplo mencionan el caso de narcoaudios denunciado por Evo Morales y el ‘narcovuelo’. El diputado Ramiro Venegas afirmó que la comisión legislativa que viajó a España está “bien armada” y que no la integran ‘evistas’ para que no se oculte información.

Sin embargo, el diputado Miguel Roca, de CC, cuestionó al MAS y al bloque radical por no haber censurado al ministro Eduardo Del Castillo a quien acusan de encubrir al narcotráfico. Por tanto, dijo que “todas estas denuncias de narcotráfico no son denuncias, sino delaciones porque quienes son delatores hablan porque no les dieron su parte del botín o están arrepentidos”.

Emisarios de cárteles
Luego de que Eduardo Alfonso Suárez Rodríguez, colombiano abatido en un operativo antidroga fuera vinculado con las FARC, el Gobierno negó la existencia de cárteles y señaló que solamente hay emisarios que ingresan, especialmente, desde Brasil.

Una revisión de informes policiales y medios nacionales permite establecer que en el país estarían presentes miembros de organizaciones del Primer Comando Capital (PCC) y el Comando Vermelho (CV), ambos de Brasil, además de cárteles colombianos de Medellín, Cali y del Norte del Valle.

 Además, fue detectada la presencia de emisarios de una mafia italiana y de los cárteles mexicanos de Sinaloa, Jalisco Nueva Generación y Tijuana.

Vía: EL DEBER

Más artículos