Jaime Paz: Arce ha sistematizado la demolición de la democracia, había sido un zorro

Jaime Paz: Arce ha sistematizado la demolición de la democracia, había sido un zorro

El expresidente Jaime Paz afirmó en Chile que el presidente Luis Arce ha sistematizado la destrucción de la democracia en Bolivia, mejor que Evo Morales, en cuyos brazos estuvo durante 16 años como “gato sumiso”, pero “había sido un zorro” porque logró alejarse de Evo para crear su propio liderazgo, anular al Parlamento y asumir control pleno del Órgano Judicial.

Paz Zamora concedió una entrevista a La Tercera, luego de participar del conversatorio “Diálogos Globales” junto al expresidente Eduardo Frei Ruiz-Tagle, organizado por la Universidad Andrés Bello y moderado por la exsubsecretaria de Relaciones Exteriores y exco-agente de Chile ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya, Carolina Valdivia, para analizar los desafíos chilenos desde una mirada internacional.

Aboga por el restablecimiento de las relaciones diplomáticas y para ello cree que en Bolivia debe existir un cambio de gobierno donde retorne el sistema democrático, porque la gestión de Luis Arce ha instalado un proceso de demolición institucional continua.

“En la época de Evo Morales esta demolición parecía como más desordenada, han sistematizado la demolición. En realidad, hay un Parlamento que, fuera de aprobar las leyes que el Ejecutivo manda, no tiene otra función, no fiscaliza nada, no puede, no tiene capacidad de fiscalización, no le hacen caso, se ríen, lo insultan. Y hay un sistema judicial absolutamente en manos del Ejecutivo. De Evo a Arce la demolición se ha sistematizado”, manifestó.

Consultado sobre la pugna interna entre Evo Morales y su delfín, Luis Arce, de cara a las elecciones de 2025, Jaime Paz manifestó: “Yo no creo que se resuelva, porque es una pelea por el botín. El botín es uno solo. Entonces, es una neta pelea por este botín, que no solamente es de recursos, sino de poder. O sea, han creado un sistema de monopolio total de poder. Y se pelean por el control de ese”.

Dijo que en ese propósito Arce logró despegarse de Morales con liderazgo propio. “Arce es un tipo de personaje que tiene de alguna manera su mérito en un sentido, que estuvo como un gato sumiso en los brazos de Evo Morales, sirviéndolo fielmente durante 16 años. Y tan fiel era, y con la abundancia de recursos, de dólares que había, parecía que manejaba bien la economía (como ministro), que hace que Evo lo elija para salir de la crisis, que él mismo arma fugándose de Bolivia. Pero resulta que no había sido ningún gato. Había sido un zorro, que las tenía muy claras desde el primer momento. Entonces, el conflicto es real”.

RELACIONES CON CHILE

Paz propuso restablecer las relaciones diplomáticas sin perder más tiempo, aunque su colega Frei le retrucó que debe hacérselo sin poner condiciones. Sin embargo, Jaime Paz cree que para ello debe existir un nuevo gobierno en Bolivia porque el actual es la continuidad de los errores que se cometieron desde la fallida demanda de la causa marítima ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya.

Afirmó que el gobierno de Luis Arce no tiene absolutamente nada nuevo con respecto a Chile, más allá del oportunismo de hablar del litio que todavía está en veremos su explotación en Bolivia, pero que efectivamente es algo que nos obligará a coordinarnos en el futuro, porque hay litio en Chile, en Bolivia y en Argentina.

Observa una postura cínica del gobierno boliviano porque asume una actitud testaruda y poco adecuada al momento, cuando la coyuntura internacional nos lleva a unirnos y actuar en conjunto. Por eso reafirmó que el caso de La Haya fue un error y que el gobierno del MAS no tiene el coraje de reconocer ante el pueblo boliviano que lo hicieron mal.

Sugiere no hablar del mar por ahora, pero sí hablar de negocios porque el pueblo boliviano ya está de facto haciendo un proceso integrador en base a los negocios, en base al trabajo en territorio chileno y está enviando el dinero de retorno a Bolivia, ese casi es un mandato de lo que el pueblo boliviano quiere. Entonces, desde ese punto de vista, las cosas están maduras.

Indicó, sin embargo, que para cualquier acción de beneficio conjunto boliviano-chilena hacia futuro, se tiene que basar necesariamente en la vigencia total, plena del sistema democrático y de sus instituciones, del Estado de Derecho en ambos países. Funcionando de un lado la democracia y del otro no, eso siempre va a ser algo disfuncional a cualquier iniciativa, manifestó.

“En Bolivia se necesita un cambio político (…) ojalá lo podamos hacer dentro de dos años, en 2025, para que un nuevo sistema político, un nuevo gobierno, vea esta nueva realidad. No podemos perder más el tiempo, restablezcamos las relaciones, no podemos seguir como dos países que nadie los va a mover de ahí y que viven y duermen juntos, pero espalda con espalda y no hablan”, declaró.

Vía: Correo del Sur

Más artículos