La OPS/OMS certifica que desde 2016 Bolivia se mantiene libre de polio, sarampión y rubéola

La OPS/OMS certifica que desde 2016 Bolivia se mantiene libre de polio, sarampión y rubéola

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) y la Organización Mundial de la Salud (OMS), entregó este jueves la certificación que acredita que desde 2016 Bolivia se mantiene como país libre de poliomielitis, sarampión y rubéola.

Alma Morales, representante en Bolivia de la OPS/OMS explicó que en América la poliomielitis se erradicó en 1995; el sarampión y rubéola entre 2015 y 2016. En el caso de Bolivia, dijo, tiene su certificación desde 2016 en eliminación del sarampión, rubéola y rubéola congénita.

“Pese a todo, de la pandemia del COVID, este es uno de los países que no ha perdido nunca su certificación, nunca la ha perdido. Sigue vigente y eso estamos celebrando. Es una oportunidad de visibilizar el compromiso de madres, maestros y el personal de salud comprometido que camina horas de horas para ingresar a las comunidades más lejanas. Es para Bolivia un reto mayor que en otros países y ese esfuerzo se reconoce”, destacó Morales.

La representante de la OPS/OMS calificó como una gran conquista para el país la eliminación de estas enfermedades gracias a las vacunas, pues apuntan a tener jóvenes y adultos saludables. A tiempo de entregar un reconocimiento al presidente Luis Arce, dijo que es una muestra “del arduo trabajo del Estado para alcanzar la cobertura de vacunación, por hacer un constante monitoreo y fortalecer la vigilancia”.

A su turno, el presidente Luis Arce destacó que el reconocimiento es para todas las autoridades y médicos que se esforzaron por alcanzar la mayor cantidad de niños vacunados.

Poliomielitis, sarampión y rubeola

El Mandatario recordó que durante la pandemia del COVID-19 las cifras de vacunación bajaron considerablemente, por lo que el Gobierno se puso como reto mejorar esos números.

“Ha sido importante todo lo que se hizo, teníamos índices preocupantes, pero siempre con la decisión de aportar a la salud. (…) Es un reconocimiento al esfuerzo y compromiso de cada uno.  No vamos a escatimar esfuerzos para que la salud sea prioridad para el país. Aquí no acaba el trabajo, hemos logrado remontar índices negativos, pero los niños siguen viniendo y también tienen que tener la vacuna. Está en nuestras manos evitar, es nuestro trabajo”, indicó.

Al respecto la ministra de Salud y Deportes, María Renee Castro, destacó el trabajo que realizó el Gobierno para superar las cifras bajas que se registraban durante la pandemia del COVID. Dijo que esa etapa dura, les dejó la enseñanza de que con las vacunas se pueden salvar vidas, por lo que se movilizaron para llegar a todos los niños con cero dosis.

Vacunación

“Son enfermedades que se pueden prevenir con una dosis de esperanza. Entre junio y julio de esta gestión trabajamos en un monitoreo rápido de vacunación, buscamos casa por casa para buscar a todos los niños y hemos pedido carnets de vacunación. Alcanzamos el 99% de este monitoreo”, explicó.

El último caso positivo de poliomielitis en Bolivia fue registrado en 1989 en el departamento de La Paz. El 2000 se registró el último caso de sarampión en la localidad de Amarete, también en el departamento de La Paz. El país fue certificado y declarado libre de sarampión en 2012. Y, finalmente, la Organización Panamericana de la Salud (OPS) declaró en 2016 a Bolivia libre de rubéola, pues el último caso de transmisión endémica de la rubéola y el Síndrome de Rubéola Congénita se registró en 2006.

En junio pasado se desarrolló un despliegue masivo hacia todo el país para verificar la cobertura de vacunación mayor o igual a 95% en niñas y niños de dos a cinco años, con esquema completo de SRP y antipolio en el 100% de municipios del país.

Vía: La Razón

Más artículos