Ministro Massa reafirma que Argentina dejará de importar gas boliviano

Ministro Massa reafirma que Argentina dejará de importar gas boliviano

El ministro de Economía y candidato presidencial, Sergio Massa, reafirmó esta tarde que Argentina no importará gas natural desde Bolivia.

“Ya no habrá necesidad de importar gas en barco porque vamos a usar el gas de nuestro subsuelo, así como tampoco se importará gas de Bolivia, a raíz de que el Norte argentino va estar alcanzado por el gas de Vaca Muerta“, dijo textualmente Massa, en el acto inaugural del Gasoducto Presidente Néstor Kirchner (GPNK) en Salliqueló.

La autoridad, junto al presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Fernández, encabezaron la ceremonia, en medio festejos por otro aniversario del Día de la Independencia de Argentina.

De acuerdo con datos de la agencia internacional AFP, la apertura se realizó a las 15:00 (18:00 GMT) en una ceremonia en la planta gasífera “Saturno” en la ciudad de Salliqueló, a 520 km al sudoeste de Buenos Aires, con el fin de traer el shale gas desde la localidad de Tratayén, en el corazón de Vaca Muerta, en la provincia de Neuquén (sur).

Su construcción tuvo un costo de $us 2.500 millones, sin financiamiento externo. Ahorraremos este año importaciones por $us 2.000 millones, que llegarán a $us 4.200 millones en 2024″, señala la secretaria de Energía, Flavia Royón, en la página web del gobierno.

El segundo tramo del GNK, aún no licitado, medirá 467 km, hasta la localidad de San Jerónimo en la provincia de Santa Fe, limítrofe al norte de la provincia de Buenos Aires.

“Cuando esté todo completo vamos a tener autoabastecimiento de gas y estar habilitados para exportar un volumen considerable a Chile, Brasil y Uruguay“, afirma Royón.

Construir el primer tramo de la obra demoró sólo nueve meses, menos de lo previsto, y se tendieron más de 47.700 cañerías.

“Trabajamos en el financiamiento de la segunda etapa del GNK a partir de un crédito preacordado con la empresa Power China”, sostiene Royón.

Salir del rojo comercial

El balance comercial energético del país en 2022 arrojó un saldo negativo de 6.633 millones de dólares por importaciones de diésel y Gas Natural Licuado (GNL).

“Nuestra balanza energética va a pasar de ser negativa a estar en equilibrio y luego empezará a ser positiva“, según Royón.

Un tercio del gas se destina al consumo residencial, otro tercio a la industria y el resto a las centrales eléctricas.

Vía: EL DEBER

Más artículos