Morales y Lima afrontan una batalla aparte, con acusaciones

Morales y Lima afrontan una batalla aparte, con acusaciones

Enemigos declarados. El ministro de Justicia, Iván Lima, y el jefe nacional del Movimiento Al Socialismo (MAS), Evo Morales, libraron ayer un duelo de acusaciones. El primero dijo que el expresidente solo se preocupa de sus intereses personales, por lo cual le interesa bloquear y hacer daño al país; y el segundo sindicó al exmagistrado de ser miembro del Opus Dei.

Todo esto se da en medio de protestas de sectores afines al evismo contra la prórroga de mandato de los magistrados y los consejeros del Órgano Judicial, que debían empezar hoy un bloqueo de caminos indefinido, que al final fue suspendido para el lunes. Tras bambalinas figura un fallo del Tribunal Constitucional que anuló la reelección presidencial indefinida, lo que puede dejar a Morales fuera de las candidaturas para los comicios de 2025.

Morales y Lima

Lima se pronunció el domingo, dando la posición del Gobierno, desahuciando cualquier posibilidad de que el líder cocalero vuelva a sentarse en la silla presidencial, ya que el Constitucional es la última instancia para dilucidar estos temas y porque sus sentencias son de cumplimiento obligatorio. Aunque, al final, el Tribunal Supremo Electoral (TSE) definirá, si se da el caso, si Morales es habilitado o inhabilitado para las elecciones.

En la red DTV, el ministro remarcó ayer que las movilizaciones en Sucre contra la prórroga son interés de Morales y no así de la mayoría de la población. Su “única forma de hacer política es dañando, bloqueando y perjudicando el desarrollo del país. “A Evo Morales no le interesa la justicia, ni las víctimas, no le interesa el boliviano que tiene un proceso judicial (…), lo único que le interesa es su reelección y por eso quiere cerrar los tribunales de Sucre”, postuló.

‘DEDAZO’

“(Morales) tiene la esperanza de que, con su acuerdo con (Luis Fernando) Camacho y con (Carlos) Mesa, puedan preseleccionar a dedo a algunos candidatos al Tribunal Constitucional y hacer una elección judicial que cambie la composición actual y le pueda dar la posibilidad de dejar sin efecto la 1010/2023, ese es el camino al que está llevando”.

Mientras que mediante su cuenta de redes sociales, Morales señaló que el gobierno de Luis Arce se derechizó porque Lima es miembro del Opus Dei de la Iglesia Católica. “A través de Lima, esa organización ultraconservadora y cómplice de golpes de Estado tiene una gran influencia en Bolivia. Un gobierno que se llame de izquierda no puede tener a un ministro que es parte del Opus Dei”.

Via: La Razón

Más artículos