Prueba de luminiscencia contradice la versión del novio de Odalis

Prueba de luminiscencia contradice la versión del novio de Odalis

Las sospechas contra el novio de Odalis crecen. La Policía informó este jueves que los resultados de la prueba de luminiscencia no coinciden con las versiones dadas por este hombre, principal sospechoso del caso. Ya son cinco días que la mujer está desaparecida.

“Se ha hecho un examen de luminiscencia que definitivamente ha arrojado que estaban o van en contrario de la versión del acompañante de esta señorita”, señaló el comandante de la Policía Boliviana, general Álvaro Álvarez.

Este jueves se cumplen cinco días que Odalis está desaparecida. La mujer de 28 años había salido de paseo con su novio hacia el norte de La Paz. No obstante, desde el 30 de marzo ya no se sabe nada de ella, su familia está desesperada y la Policía despliega operativos hasta donde se cree que puede estar, pero no hay certezas.

ODALIS

Para la mamá de Odalis, quien sabe dónde está su hija es el novio, Joel P. Este hombre, de 25 años, quedó aprehendido y la Justicia determinó en su contra detención preventiva en el centro de rehabilitación de Calahuma, en Viacha. De momento, sus declaraciones no han dado certezas a las investigaciones y ahora, con el resultado de estas pruebas, la incertidumbre crece.

“Vamos a profundizar la declaración informativa policial del denunciado y esperamos que en las próximas horas ya tengamos algún paradero, puesto que a partir del examen de luminiscencia la versión que tenía este señor se descalifica”.

Por ahora, los operativos se han concentrado en inmediaciones del sector de Yolosita, en la provincia Sud Yungas del norte del departamento de La Paz. Bomberos, efectivos policiales y hasta canes especializados hacen un rastrillaje del sector con la esperanza de encontrar a Odalis.

Existen sospechas sobre Joel P., quien este jueves por la noche ya fue trasladado a Calahuma. Lo que él habría asegurado es que discutió con Odalis y esto hizo que ella dejara el auto en que viajaban para irse, pero existen contradicciones.

“Lo que creemos es que esta persona está tratando de distraer el proceso investigativo, arguyendo algunas falacias que no son congruentes con la relación histórica de lo que habría pasado”.

Vía: LA RAZÓN

Más artículos