Sigla del MAS en riesgo, TSE conmina a un congreso en 25 días

Sigla del MAS en riesgo, TSE conmina a un congreso en 25 días

En medio del quiebre interno del Movimiento Al Socialismo (MAS) y las divergencias entre los bloques afines al presidente Luis Arce y el expresidente Evo Morales, la Sala Plena del Tribunal Supremo Electoral (TSE) conminó a la dirección nacional de ese partido a que en un plazo de 25 días calendario emita la convocatoria a congreso ordinario para la renovación de su directiva.

El TSE en el ejercicio de sus atribuciones y en cumplimiento del Auto Constitucional de 20 de marzo de 2024 de la Sala Constitucional Primera del Tribunal Departamental de Justicia (TSJ) de La Paz resolvió:

“Conminar a la Dirección Nacional del partido político Movimiento Al Socialismo… para que en el plazo de 25 días calendario, computable a partir de la notificación con la presente resolución, emita la convocatoria a congreso nacional ordinario para la renovación de su directiva, en cumplimiento al artículo 13 de su estatuto orgánico, es decir, con previo consenso acreditado con las organizaciones matrices nacionales reconocidas por el citado dispositivo estatutario”, es una de las resoluciones emitidas por el TSE.

Sentencia

El auto constitucional del 20 de marzo de la Sala Constitucional Primera del TSJ establece que no es “suficiente la emisión de la resolución 0392/2023 de 12 de diciembre de 2023, a efectos de dar cumplimiento a la resolución constitucional considerando que el Tribunal Supremo Electoral debe ejercer actitudes positivas en pos de garantizar el cumplimiento de la norma y con ello la satisfacción de los derechos debatidos en la audiencia de amparo y la correspondiente resolución objeto de queja”.

La vocal del TSE, Dina Chuquimia, informó que el auto constitucional concedió al Órgano Electoral un plazo de 72 horas para que pueda resolver el reclamo que subió a la Sala Constitucional Primera las organizaciones matrices fundadoras del instrumento político, quienes interpusieron un amparo constitucional contra el congreso del MAS, de octubre de 2023, al no tomarles en cuenta.

“En virtud a eso prácticamente nos ha dado un plazo la Sala Constitucional y Sala Plena del Tribunal Supremo Electoral ha dispuesto la conminatoria al partido político Movimiento Al Socialismo”, dijo Chuquimia.

Añadió que todas las organizaciones políticas tienen la obligación de cumplir las resoluciones del ente electoral, pero además que la Ley 1096 “De Organizaciones Políticas” “manda y exige cumplimiento” de los partidos políticos.

La vocal del TSE también señaló que en caso de incumplimiento la primera medida es una llamada de atención, y si es que “no se cumple por segunda vez”, es otra conminatoria y la tercera es “prácticamente la pérdida de la personería jurídica”.

“Esta situación no hemos visto en los últimos años porque prevemos que las organizaciones políticas puedan cumplir los mandatos que salen de Sala Plena… por lo que hemos contado, (la fecha de plazo para la convocatoria) es el 21 de abril”, mencionó la autoridad.

Aniversario

El MAS celebra su 29 aniversario en medio de una crisis interna que surge por los liderazgos que representan al presidente Arce y Morales, la cual alcanzó también a la estructura legislativa que se vio fracturada por los bloques arcista y evista.

Lo mismo pasa con las organizaciones sociales, consideradas el sostén político y social del MAS, en el que se vio un paralelismo sindical con la creación de directivas afines a Morales y Arce.

Esto se ahondó aún más con la convocatoria del bloque arcista a un congreso nacional del partido para los primeros días de mayo, en el que se elegirá al nuevo directorio. Esta opción fue observada por el TSE debió a que deberán subsanar en un plazo de dos días tres requisitos observados por la entidad electoral.

De acuerdo con el estatuto del MAS, este emergió en 1995 en un congreso de la mano de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB), la Confederación Nacional de Mujeres Campesinas Indígenas Originarias de Bolivia “Bartolina Sisa” y la Confederación Sindical de Comunidades Interculturales de Bolivia (CSCIB).

Vía: LA RAZÓN

Más artículos