¿Usurpación o proscripción?: La jefatura de Evo Morales está en vilo en el MAS

¿Usurpación o proscripción?: La jefatura de Evo Morales está en vilo en el MAS

Pese a la supervisión condicionada del Tribunal Supremo Electoral (TSE) al encuentro, el congreso del Movimiento Al Socialismo (MAS) convocado por el Pacto de Unidad tiende a terminar con una era de dicho partido.

El fin de la cita convocada para este fin de semana, hasta este domingo en El Alto, es la renovación de la dirección nacional de ese partido, decisión que busca sustituir a su líder histórico, Evo Morales, y plantear una señal de fuerza política.

El TSE no ha modificado el cuarto plazo para ese trámite que termina este domingo 5 de mayo. No registrado el X Congreso del MAS de Lauca Ñ, que ratificó en el cargo al expresidente (2006-2019), el Órgano Electoral extendió el mandato del líder, reelegido en 2017, hasta esa fecha.

A pesar de la pretensión del Pacto de Unidad —que respalda al presidente Luis Arce— de sustituir hoy a Morales, el inciso 15 del artículo 6 del Estatuto Orgánico del MAS, vigente desde el 22 de septiembre de 2021, ratifica el “liderazgo nato” del dirigente.

Es la primera vez que el liderazgo de Morales se encuentra en vilo, desnudado por la división interna del MAS en las facciones evista y arcista y la presión legal.

El cónclave del Pacto de Unidad que respalda al presidente Luis Arce se instaló en el coliseo Héroes de Octubre, en El Alto.
El cónclave del Pacto de Unidad que respalda al presidente Luis Arce se instaló en el coliseo Héroes de Octubre, en El Alto.

PRIMARIAS. Es más, el líder masista dejó de reivindicar la “legalidad” y la “legitimidad” del congreso del MAS de octubre del año pasado. El 31 de marzo, desafió: “Nos sometamos a (elecciones) internas, no hay que tenerle miedo (…). Si el Lucho (Arce) gana, tengo que hacer campaña por el Lucho; si yo gano, el Lucho tiene que hacer campaña para mí; eso es la unidad”.

La respuesta de Arce tardó; siempre sostenía que primero era su gestión gubernamental antes de una eventual candidatura. “Hermanas y hermanos, hay que darle una respuesta, y esa respuesta seguramente la vamos a tener en las urnas, donde ahí vamos a definir estas cosas”, desafió el sábado 28 de abril en la apertura del congreso de la Federación de Mujeres Campesinas Bartolina Sisa, en Sapahaqui, La Paz.

Si bien no se declaró candidato a Arce, la viceministra de Comunicación, Gabriela Alcón, remarcó que la decisión en ese sentido dependerá de la militancia y “el pueblo”.

Pero el último cruce de los ahora contendores lo planteó Arce el 1 de mayo, en el Día del Trabajador, al señalar que el evismo promueve movilizaciones “para cumplir ambiciones de una persona”, en alusión a Morales.

REFUNDACIONAL.

Longevo ministro de Economía en los mandatos de Morales, Arce denunció la “sed de poder” del exmandatario, a quien suele recordarle que nadie es “dueño” del MAS, sino los movimientos sociales.

En la apertura del congreso de El Alto, el viernes, el mandatario propuso, como varias veces, recuperar el instrumento político para los movimientos sociales. “Es un congreso refundacional de nuestro instrumento”, arengó en la multitudinaria concentración en la avenida Juan Pablo II, donde se inauguró el evento.

“El instrumento político del MAS no puede quedar en manos de una persona”, insistió en un post de su cuenta en la red X.

A sabiendas de la decisión de la Sala Constitucional Primera del Tribunal de Justicia de La Paz que conminó al TSE a supervisar el congreso del MAS arcista, Morales habló de autoritarismo. “Un grupo de personas, aprovechándose de la confianza que les diera el pueblo, pretenden convertir a nuestra democracia en un régimen autoritario”, dijo en sus redes sociales.

Arce es “el peor presidente de la historia de Bolivia”, espetó el viernes el exmandatario, en entrevista con radio Kawsachun Coca.

El TSE había observado de manera recurrente las irregularidades en las convocatorias de las facciones evista y arcista al congreso del MAS. Sin embargo, la Sala Constitucional Primera del Tribunal Departamental de Justicia de La Paz, presidida por el vocal Israel Campero, conminó al Órgano Judicial a acompañar el encuentro del Pacto de Unidad.

En respuesta, el TSE denunció injerencia y condicionó la supervisión. El vocal Tahuichi Tahuichi puso luego el punto sobre las íes: “La sola presencia de nuestros funcionarios (del TSE) no está avalando a la directiva que pudiera ser elegida, pero sí le da validez en el sentido de que está cumpliendo una formalidad, atendiendo un auto de una Sala Constitucional”.

Se prevé que, este domingo, el congreso del MAS arcista elija una nueva dirección nacional del MAS, ante la expiración de la prorrogada. Este partido, como las otras organizaciones políticas, deben notificar este día la renovación de sus directivas al Órgano Electoral.

Desde que el 3 de septiembre de 2022 denunció un “plan negro” en su contra, Morales no dejó de también denunciar una posible proscripción del MAS, como —dijo— intentó el régimen de Jeanine Áñez luego de su derrocamiento en 2019.

Arguyó que el gobierno de Arce se encontraba en el plan, en coordinación con los tribunales de Justicia y el Tribunal Constitucional Plurinacional. Su plan “es proscribir al MAS”, escribió el 24 de septiembre de 2023.

TEMOR.

Quieren “defenestrarnos con procesos políticos, incluso eliminarnos físicamente; (por eso) hemos decidido aceptar los pedidos de nuestra militancia y de tantas hermanas y hermanos que asisten a las concentraciones en todo el país para ser candidato a la presidencia”, insistió antes del congreso de Lauca Ñ, que lo declaró “único candidato”.

Meses después, el 12 de noviembre, Morales admitió su temor por perder la sigla cedida por el otrora fundador de Falange Socialista Boliviana (FSB) David Áñez Pedraza, fallecido en octubre de 2010. “¿Cuál es el plan que tiene el Gobierno? Como sea, quitarnos la sigla”, admitió.

El viernes, a horas del inicio del congreso del MAS convocado por el Pacto de Unidad, el discurso dio un giro. “Es un congreso ilegal e inconstitucional por la decisión que se asume y que pretende robarle la sigla (al expresidente) Evo Morales”, denunció en LA RAZÓN Radio el abogado Wilfredo Chávez, de la defensa evista.

Ya no habló de proscripción del MAS, sino de usurpación. “El TSE es parte de este grupo de delincuentes que quieren usurpar nuestra sigla y, por tanto, ir a las elecciones con candidatos que no reúnen requisitos de antigüedad”, dijo en alusión a Arce y al vicepresidente David Choquehuanca. Se prevé que, con las deficiencias intactas de la convocatoria observadas por el TSE, el congreso del MAS arcista elija hoy a quien sustituirá a Morales en la dirección nacional partidaria. La decisión no será definitiva; el Órgano Judicial tendrá la última palabra, salvo eventuales recursos judiciales como el que obligó la supervisión de dicho congreso.

Via: La Razón

Más artículos